Vueltas de chaqueta en el mundo del software libre

Darse vuelta la chaqueta es sinónimo de cambiarse de bando.

Muchas veces se oyen casos de proyectos privativos que pasan a ser libres o liberan una pequeñita parte de su código.

Aquí hablaremos de webs y software libres que pasaron a ser privativas, de alguna forma u otra.

Openmailbox

Openmailbox nació en 2013 como organización sin fines de lucro ofreciendo una alternativa a los servicio de correo privativo. Usaba software libre (supuestamente, porque nunca lo demostró) y era gratis, aceptando donaciones.

Luego, en 2017, se transformó en empresa y cambió sus términos de servicio. Los clientes gratuitos no podrían usar clientes de correo, solo la webapp y el servicio de pago cuesta $4,99 USD al mes.

Ahora nadie lo pesca ni en bajada, al punto que no se han molestado en renovar el certificado Let’s Encrypt.

Si quieres un correo más libre, puedes intentar con Disroot.

Aseprite

Aseprite es un programa nacido en 2001 para hacer sprites estáticos y animados, es decir, esas imágenes pixeleadas que se suelen usar en videojuegos.

Antes se publicaba bajo la GPLv2 hasta que en agosto de 2016 se cambió a un EULA que prohíbe la redistribución del software compilado. Actualmente el programa se vende en la página oficial a $14,99 USD. El código fuente está disponible, pero bajo las condiciones del EULA.

Si quieres, puedes acceder al código de la última versión bajo la GPLv2 aquí.

Android

¿Se acuerdan de AOSP? La verdad es que todavía existe, pero ni se nota. La gran mayoría de los telefónos corren la versión Google de Android.

Al principio la mayoría del proyecto Android era parte de AOSP (incluyendo algunas apps), así que se debía publicar el código para respetar la licencia de Linux (que está incluido en AOSP). Pero ahora Google ha llenado Android de sus aplicaciones privativas por lo que las últimas versiones de AOSP solo incluyen el sistema operativo básico.

La verdad es que hice trampa con Android porque:

  1. La intención de Google no ha cambiado, aún es la de hacer software privativo y ganar plata con ello.
  2. AOSP sigue siendo libre.

Sin embargo, lo incluí porque es palpable el cambio que hubo en el porcentaje de aplicaciones privativas de Android.

Si quieres un sistema operativo móvil más libre, busca ROMS de tu dispositivo. Muchas veces se encuentran en los foros de XDA.

¿Conoces algún otro caso? ¡Ponlo en los comentarios!

2 comentarios en “Vueltas de chaqueta en el mundo del software libre

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *